Un asado perfecto

Un asado perfecto

Las claves de calidad.

Se acerca el día 19 de marzo, una fecha muy significativa para los padres. Los más pequeños de la casa, le dedican una poesía recitada a media lengua y el resto intentamos no olvidarnos de felicitarlo, cada uno a nuestra manera.

Ese día,  es de ellos, de nuestros padres y de alguna forma intentaremos impresionarlos y si hablamos de sorprenderlos, ¿qué padre no se alegra cuando hay asado en casa?, y es que un buen asado, a todos nos cambia el humor. Por eso, te proponemos para ese día, cambiarle el humor a tu padre y que disfrute de un buen Lechazo, solo necesitarás para lucirte, una producto de calidad y tiempo.

El Lechazo asado tradicional, se prepara solamente con agua y sal, por lo que la elección de la carne es lo principal para garantizar un asado perfecto.

Lo más importante que debemos tener en cuenta a la hora de escoger el mejor Lechazo es el etiquetado.

El etiquetado del Lechazo: Los Lechazos IGP de Castilla y León, son identificados con una etiqueta (colocada en el lomo) y 4 vitolas rojas con el logo del Consejo Regulador (situadas en cada pata del Lechazo), que contienen un código numérico y la fecha de sacrificio del animal, estos datos nos permiten seguir la trazabilidad, disponer de datos claros sobre el origen y calidad del producto ya que con una consulta al Consejo Regulador y facilitando el código numérico podremos identificarlo.

Escogiendo un lechazo identificado con la etiqueta y las cuatro vitolas de la I.G.P del Lechazo de Castilla y León, tendremos las siguientes garantías:

La procedencia: Los lechazos que identifica la IGP proceden sólo y exclusivamente de las razas autóctonas de Castilla y León: churra, castellana y ojalada, que son las razas que producen la mejor calidad de carne.

Que sea fresco y que cumpla todas las exigencias de la normativa: En la vitola de IGP, también viene reflejado la fecha de sacrificio del Lechazo, por lo que tenemos la garantía de que es un producto fresco, con el peso adecuado y cumpliendo todos los parámetros contemplados en la normativa.

Su carne: El color de la carne debe ser un rosa pálido o blanco nacarado. Los Lechazo IGP son alimentado exclusivamente de leche materna, por eso su carne es muy tierna y jugosa, de sabor suave y con escasa infiltración de grasa.

Estas característica son las claves para obtener un Lechazo de calidad. Al adquirirlo fíjese siempre en sus vitolas rojas con el logo de la I.G.P. del Lechazo de Castillay León y disfrute con los suyos del origen de lo auténtico.

¡¡¡IGP LECHAZO DE CASTILLA Y LEÓN LES DESEA UN FELIZ DÍA DEL PADRE!!!!

 

 

Comparte este contenido en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Sobre IGP Lechazo

Las siglas significan Indicación Geográfica Protegida y nos indican que estos lechazos nacen y se crían en una zona geográfica determinada (en este caso Castilla y León), y es precisamente la zona y el manejo de sus ganaderías una de las causas que confieren a éstos lechazos su calidad superior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *